Adriana Hurtado: “No estamos jugando a ser más fuertes”

Martes intenso en la continuidad de la medida de fuerza de los trabajadores vinculados a los sindicatos ATE y Municipales, que comenzó con momentos de fuerte presencia policial,  sigue en la tarde con la instalación de varias carpas sobre la plaza Arellano y tendrá una especie de cierre con la marcha pautada para las 19 horas en solidaridad con la medida.

Por la mañana, los accesos a la Municipalidad tenían fuerte presencia policial que a su vez permitía salir del edificio pero no volver a ingresar, dentro de un protocolo de prevención en edificios públicos. “Nos tienen como rehenes” se escuchó por parte de algunos participantes de la movilización, como las dirigentes sindicales, que hablaron con Noticias reja del patio municipal mediante.

Hemos llegado a un punto donde ya el compañero no tiene para comer. Estamos muy tirantes con todo esto y creo que hay que darle una solución. La herramienta grande la tiene el Ejecutivo,  porque se hizo una medida de fuerza porque no alcanza, tampoco podemos darle un nivel de aumento que se lo termina comiendo el mínimo vital y móvil que está abajo” dijo Adriana Hurtado del sindicato Municipales. 

El tema, la continuidad del paro y también lo sucedido anoche más la decisión del municipio de incorporar su propuesta a los sueldos de febrero. Al tanto de esa novedad, la dirigente aclara:  “Lo que pasa es que esto se agrava cada vez más. ¿Cuánto más vamos a dar una medida de fuerza?  Y hoy no podes solucionar esto, que hace 28 días ya que estamos de paro. Es imposible, con esta postura  vamos a hacer todo el año paro. No es bueno para el vecino, no es bueno para el trabajador”. 

-¿Es un capricho esto, a ver quién es más fuerte que el otro?

Adriana Hurtado: –No, nosotros no estamos jugando a ser más fuertes, estamos por la necesidad que tiene el trabajador. Esa es la realidad, no estamos jugando a ser más fuertes. Acá se está reclamando, un reclamo justo, por la necesidad que tiene el trabajador, para las necesidades básicas, comer, pagar la energía eléctrica, y muchos de los compañeros que tenemos,  pagar el alquiler, no pueden mandar a los chicos a la escuela, porque no pueden, no tienen. Esta es la realidad que estamos viviendo.

Nota Anterior

El Galpón Chamico ahora es cooperativa y celebró con todo

Siguiente Nota

Ratto: "El 87 % del personal municipal está cumpliendo sus funciones"