Sigue la polémica: el municipio no descarta acciones legales por el estado en que encontraron El Palomar

Movimiento de materiales en la zona de El Palomar la mañana del miércoles advirtieron a los vecinos de un cambio en el lugar. En efecto, el municipio ya está a cargo del espacio donde se instalará el Centro Cultural Viviana Vigil, no sin pocas polémicas en las últimas semanas.

Desde que se conoció la decisión  de no renovar la concesión, comenzó un debate abierto sobre el pedido de continuidad por parte de quien contaba con la licencia de uso – “Poli” Basaldúa – y la administración Ratto, que además estableció la iniciativa como una promesa electoral. Durante el verano se juntaron firmas, se realizó una exitosa y multitudinaria “Noche de Bares” en el lugar y siguió la polémica hasta un posteo de despedida de Basaldúa compartido en redes.

Todo, hasta el miércoles cuando para Noticias y FmSol, la directora de Cultura Victoria Sforzini contó el estado en que encontraron el lugar. “Después de tres años de solicitar y ser  escuchada, de la importancia de un centro cultural acá en Areco, que es una deuda pendiente con los artistas de toda la vida, estar acá es una emoción linda; pero por otro lado, es una emoción muy triste encontrar el estado en el que está el lugar. La verdad que los bienes del Estado tienen que estar para la gente. La verdad es que el estado es deplorable”. La funcionaria denunció faltante de rejas por parte del concesionario, “se llevó las tranqueras, cortó la luz, se llevó parte de los cables. Hoy estamos trabajando, gracias a la gente de planificación, ya empezando a trabajar, sin luz, pero empezando”. 

Con la voz atravesada por la angustia, Sforzini subrayó : “Este inmueble es de los arequeros, y así lo dejaron” en referencia al estado general, que llevará un tiempo más de lo previsto para poner en funcionamiento. “Estamos trabajando en planificación  para poder abrir la primera etapa lo más rápido posible, y lo vamos a hacer, porque esto es de la gente, y tiene que estar para la gente. Acá va a haber más de cincuenta talleres distribuidos en este lugar, son más de quinientas personas”. Anticipó que se va a conservar la estética, se harán peñas y tienen planificado hacer  un teatro en el interior.

Presente en el lugar, la secretaria de Obras Públicas  arquitecta Mallo explicó que en ese momento una cuadrilla de reparación estaba “tratando de cerrar un hueco que dejaron con un calefactor que se llevaron. Pero es muy complicado trabajar así. Se llevaron el medidor, el tablero principal, el tablero secundario… Los revoques están deteriorados, salitrosos. Hay un techo que se filtra agua, que es uno de los pocos techos que son de chapa, que le pusieron unos troncos arriba para que no se vuelen, pérdida de agua en los baños. Nos va a llevar muchísimo trabajo reparar eso”.

Acompañando a las funcionarias, también habló para Noticias el representante legal del municipio Carlos Stefani: “Esto comenzó el 3 de noviembre de 2018, que se le dio la construcción del Palomar a Basaldúa. Se estableció en el contrato un canon de 23.000 pesos, con un plazo de gracia de 9 meses para el pago de ese canon, en el cual él tenía que realizar algunas tareas de mantenimiento, de reparación del lugar, como hacer mampostería, cielo rasos, la instalación eléctrica, gas, entre diversas cosas. Y los baños, tanto de reparación de los baños del Palomar como de los baños que están en la cercanía del puente del medio, y los juegos para niños que están en el predio contiguo.  El contrato venció el año pasado, y se tomó la determinación de llevar acá a un destino distinto, que sería el Centro Cultural, y se lo notificó a Basaldúa,  y como él había pedido la renovación, se le ofreció poder continuar  hasta el 29 de febrero de este año. Él aceptó, y cuando llegó el momento de la devolución del inmueble, se mostró reticente hacerlo, y lo entregó recién el día 11  de marzo”.

Según el abogado, Basaldúatendría que haber dejado las rejas que se llevó, la instalación eléctrica que llevó, los cables, arrancó el medidor y las térmicas. En este momento iniciando el reclamo para la restitución de las cosas que se llevaron”. Stefani aclaró que en principio van a ” intentar, por la vía extrajudicial, a reclamarle por cartas de documento, la restitución de lo que se llevó, y el pago, por supuesto, de los intereses, por los pagos fuera de término que hizo del Canon, como así también el tiempo indebido que estuvo en el inmueble hasta que lo entregó, que fue el 11 de marzo”.

En diálogo posterior también con FM Sol – ver aparte – Poli Basaldúa aclaró que desde noviembre hasta febrero pagó un canon renovado por quinientos mil pesos por mes, que estaba dispuesto a negociar con el municipio pero que entendía que el trasfondo de la medida se relacionaba con una decisión política por su apoyo al partido de la oposición.

Foto Instagram.

Nota Anterior

Alerta meteorológica vigente hasta la mañana del jueves

Siguiente Nota

Vecinos evacuados y barrios anegados: Areco otra vez azotado por las lluvias