Robo en Haras Las Matildes

El sábado por la noche tres delincuentes armados ingresaron a una casa ubicada en el haras Las Matildes, y sorprendieron a un matrimonio de trabajadores de ese establecimiento, que por distintas circunstancias lograron escapar. Lo contó a FM Sol la protagonista del hecho, al asegurar que “eran tres tipos armados, encapuchados y vestidos de negro, los que nos atacaron a mí y a mi marido”.

“Pasamos una odisea tremenda porque nunca pensamos que iba a pasar y menos en el campo, fue muy feo lo que nos pasó” y detalló: “Vinieron unos amigos a comer y se van tipo 12 menos veinte más o menos  calculamos la hora. Y mi marido se va a despedir porque tiene que cerrar el galpón. Yo ya estaba acostada. Fue todo muy rápido, porque cuando lo agarran, uno de los más altos lo traía apuntando con el arma y los otros dos venían atrás de ellos“.

La puerta de la entrada da justo con la de la habitación, entonces como que los tipos no tuvieron mucho tiempo.  Entran a mi marido, lo tiran en el piso, lo atan y lo tapan con una frazada. A todo esto yo me tiraban la ropa porque me decían, vestiste, vestiste, y yo de los nervios le decía que no me hagan nada. Me logro poner una remera. Pero como los amigos nuestros demoraban en salir y cerrar la tranquera principal, entonces esos tipos estaban preocupados. Ellos  salen  y abro la puerta fuerte y logro escaparme. Me meto en el maizal. Empiezo a correr. A todo esto los tipos salen a correrme y mi marido puede escaparse por la otra puerta de la cocina. Entonces ninguno de los dos sabíamos que estábamos corriendo

El marido lograr atravesar el campo en plena lluvia y  llegar para pedir auxilio a un establecimiento cercano, llaman a la policía que interviene y encuentra a la señora cerca de las dos y media de la mañana.  Los delincuentes, según el relato de la vecina, entraron por atrás de la casa. Alcanzaron a llevarse algo de dinero y algunas prendas gauchas y un cuchillo. “Pero como al escaparnos, los tipos no tuvieron tiempo suficiente como para llevarse cosas. Para mí, se asustaron y se fueron”. 

Consultado por Noticias, el secretario de Seguridad Ramón Ojeda, explicó que “se llevaron esas pocas cosas porque se presentó la situación donde puede huir y a raíz de que salen en búsqueda de la señora, puede salir también el dueño de casa. La situación se les fue de la mano. Eso te indica de que no eran una banda profesional. Sí, son delincuentes, pero más hay que ver si ellos pensaban de que la casa estaba en ese momento habitada o no”. 

Nota Anterior

Actualización del estado del río tras las lluvias del fin de semana

Siguiente Nota

Renovación de las luminarias en el Gimnasio Saigós