Pocos en la Iglesia, menos en la procesión… el párroco Meneghello reflexionó en la misa del Santo Patrono

Con palabras para presentes y ausentes, el padre Jorge Meneghello comentó en su homilía del sábado en la misa por San Antonio de Padua sobre la poca presencia de fieles en el templo. Su sermón, aclaró, “no es un reto, es una reflexión que nos hace bien“. Entre los presentes, el intendente Ratto – recorrió luego el pueblo en procesión, acompañando al sacerdote – funcionarios y el precandidato opositor Mariano Pinedo, también con una frase para propios y ajenos: “No es para hablar mal de nadie, pero que no haya más representantes de nuestro espacio en la fiesta… Hubiera ayudado porque las palabras estuvieron buenas” .

Fragmento del sermón del padre Jorge Menghello:

Vemos poquita gente para ser la fiesta patronal. No se si estoy acostumbrado a fiestas patronales en otros pueblos donde no  se puede entrar a la Iglesia por la cantidad de gente pero hay muy pocos… Puede ser el frío, el fin de semana largo, bueh…no importa.

El tema es que en Areco la gente viene mucho a misa, de hecho, es al revés. En ninguna parroquia veo tanta gente como veo el domingo y hoy por la noche, está lleno más que en ninguna parroquia que haya visto, ni siquiera en la catedra de Campana.

Se llena, pero.. ¿Qué pasa cuando hay una fiesta fuera del horario habitual de misa? Hay que reflexionar sobre eso, es importante. Si es la misa a la que estoy acostumbrado, entonces sí, pero cuando la Iglesia dispone  o hay otra cosa, tenemos que responder y estar.

No es un reto, es una reflexión que nos hace bien. ¿Por qué nos hace bien? Porque San Antonio de Padua era no solo como dice en la liturgia, un insigne predicador y un doctor de la Iglesia , sino porque era un apasionado, enamorado de la palabra de Dios.  Entonces se apasionaba y seguramente si hubiera estado acá, él también hubiera dicho algo. Pero quizás, como el vivía en el siglo XIII, y era mucho más duro en aquella época todo, hubiera sido mucho más severo que yo. De hecho, todos sus sermones en materia moral, religiosa son extremadamente severos. Pero bueno, era un estilo que se usaba en el siglo XIII, hacía falta en aquella época… quizás hoy también, hoy más que nunca pero bueno… Dios sabe cómo va guiando…”

 

Nota Anterior

Misa, procesión y música en los Festejos Patronales

Siguiente Nota

Pinedo: "No tomo la decisión de bajarme porque sigo creyendo que puedo aportar mucho como candidato a intendente"