“Gracias a los vecinos hoy estoy viva. Me agredió física y verbalmente. Me desvanecí de los golpes”

Verónica, victima de violencia machista hoy puede contar lo que le pasó. Por la sociedad en que vivimos y por la violencia que sufrió podría no haberlo hecho y hoy estábamos lamentando otro femicidio en Areco. Como dice ella, gracias a los vecinos que la ayudaron, no ocurrió y hoy está viva. Con muchos golpes y dolores, asustada. Pero viva.

Cuando en la mañana del lunes escuchábamos la información de lo ocurrido el domingo en el barrio Prado por parte del secretario de seguridad Ramón Ojeda, fue la propia Verónica quien se comunicó con nosotros para contar lo que ella vivió en carne propia. Contar la versión de ella.

“Estoy mejor de salud ahora, gracias a los vecinos me salvaron la vida. Estoy golpeada por todos lados. Las cosas no son como las están contando, yo no estaba en pareja con él. Llegó a mi domicilio, golpeó la puerta y entró. Golpeó a una vecina y luego me agarró a mi. Me agredió física y verbalmente. Me desvanecí de los golpes y ahí fue que los vecinos me asistieron de nuevo. Ellos le dijeron a la policía quién era el agresor y ellos mismos lo dejaron escapar. Hoy no puedo salir a la calle, tengo miedo por mi y por mis hijos. Hay una perimetral pero no la va a cumplir. Si esta persona me vuelve a agarrar me mata. Yo entiendo a la justicia pero así no puedo vivir, tengo que salir a trabajar también. Lo que dice el señor Ojeda, con todo respeto, no es así. La policía cuando llegó una de ellas le hizo señas a un vecino, ellos lo dejaron ir al agresor. Dijo cosas que no lo son. Cambiaron la versión. Denuncié e hice todos los perímetros, pero nunca le vi la cara”, relató Verónica en este medio.

La escuchamos con mucho respeto y la acompañamos en su decisión de hablar, comunicándose ella con nosotros y contar lo que le sucedió.

Nota Anterior

Verónica Magario: "Es urgente acordar un nuevo pacto social”

Siguiente Nota

Peña y guiso a beneficio de la ampliación del hospital: se recaudó 2 millones 563 mil 550 pesos