Carta abierta a los vecinos

Pedido de publicación   


                                                                                                   San Antonio de Areco, 11 de junio de 2024

 

Desde hace 5 años venimos estudiando la situación de nuestro pueblo, tratando de aprender de quienes se preocuparon antes que nosotros por los problemas del ambiente en que vivimos los arequeros y arequeras. También escuchando a especialistas y a los vecinos que todos los días viven junto a silos, fábricas, campos y junto al río.

En este contexto, durante el año pasado acompañamos a un grupo de investigadoras de la Universidad de San Martín y del CONICET en un estudio que analiza la calidad del agua de nuestro río Areco. Además, solicitamos a las investigadoras que incorporaran a los análisis previstos la evaluación de muestras de agua de pozo y de red de Duggan y muestras de suelo de la escuela primaria nº 9, lindante a un campo agrícola. En estos días recibimos los resultados del análisis de contaminación efectuado y queremos compartir con ustedes datos que tienen que ver con lo que nos pasa a todos, con la salud nuestra, de nuestros mayores y también de nuestros hijos.

En el estudio del río se evaluaron: i. parámetros fisicoquímicos (como concentración de oxígeno disuelto, amonio, nitritos y fosfatos); ii. presencia y concentración de metales; y iii. presencia y concentración de plaguicidas. Las muestras de agua y sedimento fueron tomadas en 8 puntos diferentes de la extensión del curso de agua, incluyendo entre ellos a las zonas del puente viejo, la planta depuradora y el basural. Además de los datos de contaminación, se realizaron ensayos con renacuajos de sapo argentino para evaluar el daño que el agua y los sedimentos les provocan.

Los resultados alarman y preocupan. En todos los sitios analizados se detectaron compuestos contaminantes, ya sea por su propia naturaleza química o por su elevada concentración en agua. A continuación mencionamos los hallazgos principales.

RIO ARECO:

  • Entre 24 y 29 plaguicidas diferentes, entre los que se reconocen herbicidas, insecticidas y
  • Los niveles de nitrito y amonio superan en todos los puntos los niveles guía de protección de la vida acuática.
  • Altos niveles de fosfato vinculado con actividades humanas, tanto rurales como
  • Baja concentración de oxígeno disuelto, lo cual resulta una amenaza para la vida acuática y la
  • Entre dos y cinco metales (manganeso, zinc, cobre, cromo y hierro) que superan al menos un nivel guía de protección de vida acuática o como fuente de bebida
  • Mortandad y daños fisiológicos en renacuajos expuestos a varias de las

 

DUGGAN:

Es importante aclarar que solo se evaluó la presencia y concentración de plaguicidas, con los siguientes resultados:

  • 15 plaguicidas en las muestras de agua. Dos de estos se encuentran presentes en el agua de red de la escuela primaria n°9 (el resto en agua de pozo), y uno de ellos es el insecticida clorpirifos, prohibido en Argentina desde el 2023, debido a sus riesgos sobre la salud
  • 4 plaguicidas en la muestra de suelo del patio de juegos de la escuela n°9. Entre ellos se encuentra el herbicida atrazina, prohibido en Europa a partir del 2004 debido a que se trata de un disruptor endócrino que interfiere con la reproducción y el desarrollo en humanos; a la vez que se asocia a una mayor incidencia de diversos tipos de cáncer.

Estos datos que compartimos son muy claros y ahora será el turno de ver entre todos qué hacemos con ellos. Porque el río es una arteria importante de nuestro cuerpo comunitario y el agua es fuente de vida; y si el río está enfermo y el agua contaminada, nosotros también lo estamos.

Asamblea Socioambiental de San Antonio de Areco

Nota Anterior

Arreglos en calles del barrio Los Horneros

Siguiente Nota

13 de junio: celebración de San Antonio de Padua en la Parroquia